HA TENIDO AVANCES SORPRENDENTES

China se perfila como una superpotencia científica y técnica

  • Egresan más jóvenes de sus universidades preparados en esas áreas que en los Estados Unidos
2018-01-22
Aguascalientes

Hace no mucho, hace un cuarto de siglo, los sectores altamente tecnológicos apenas estaban presentes en la economía de China. Hoy, el panorama es otro, pues ahora es la nación que aporta el 21% de la inversión que se hace a nivel mundial en investigación y desarrollo.

El primer lugar lo ocupa los Estados Unidos, con el 26%, pero si se mantienen las tasas de crecimiento de China desde el año 2000 (a un ritmo anual de 18%), el país asiático no tardará en superar a quien hoy es líder, y cuyo ritmo de avance en ese mismo período fue apenas de 4% por año.

La ciencia y la tecnología son la base del conocimiento en las sociedades económicamente avanzadas, y como comenta el New York Times en uno de sus artículos, “China aspira a convertirse en líder mundial en ambas”.

Si bien los Estados Unidos y la Unión Europea producen más estudios sobre asuntos biomédicos, es China la que más lo hace en estudios relacionados con la Ingeniería.

Pero además, también desde el año 2000, China ha incrementado en forma considerable su fuerza laboral de nivel técnico. En ese año, sus egresados de carreras afines a la Ciencia y a la Tecnología fueron 359 mil, y para el 2014 sumaron 1.65 millones. En el mismo período, en los Estados Unidos, pasaron de ser 483 mil a 742 mil.

El artículo del New York Times pone el dedo en otro renglón: China también se ha vuelto más ambiciosa, pues si en el pasado su producción de alta tecnología consistió en ensamblar componentes sofisticados fabricados en otros países, se está aventurando a las áreas de alta demanda, como las supercomputadoras y los aviones de pasajeros de tamaño pequeño.

China tiene, sin embargo, una desventaja frente a los Estados Unidos: cuenta con pocas patentes, ya que la mitad de éstas en el mundo pertenecen a firmas e inventores americanos.

El artículo publicado en el New York Times comenta que en un mundo libre de conflictos nacionalistas, económicos y étnicos, sería para que todos aplaudiéramos el avance de China, pero como ese no es el mundo real, ya hay quienes, sobre todo legisladores estadounidenses, han externado su preocupación. Estos congresistas piensan que si su país deja de ser líder en la industria de la computación, de la robótica y de la tecnología -que traen consigo millones de trabajos bien pagados- entonces verá debilitada su economía.

A consideración del influyente diario, la mejor respuesta a esa creciente competencia tecnológica por parte de China, es que los Estados Unidos inyecte vigor a su propia base tecnológica, lo que logrará si alienta la inmigración de personas altamente capacitadas, a la vez que incrementa el gasto privado y gubernamental en la investigación básica.

Universidad Panamericana Aguascalientes
Despacho Jurídico Laboral
DESDElared